Le están queriendo “blindar” a abogado

Indignación ha provocado en la ciudad de Iquitos la sorpresiva y extraña postergación de la audiencia judicial donde se debía decidir la prisión preventiva o no del abogado Ronaldo Cárdenas Ovalle, quién la madrugada del domingo le propinó una cachetada al SO PNP Jhonatan Calet Montoya Pisconti, en el interior de la comisaria de Punchana. 

 

Indignación ha provocado en la ciudad de Iquitos la sorpresiva y extraña postergación de la audiencia judicial donde se debía decidir la prisión preventiva o no del abogado Ronaldo Cárdenas Ovalle, quién la madrugada del domingo le propinó una cachetada al SO PNP Jhonatan Calet Montoya Pisconti, en el interior de la comisaria de Punchana. 

La audiencia estaba prevista inicialmente para ayer a las 11 de la mañana pero de manera poco usual, por decir lo menos, fue trasladada para el día de hoy, martes 26, a las 4 de la tarde en el Palacio de Justicia. 

Basado en anteriores sucesos, como aquel del ex alumno agustino quien fue internado en el penal de San Jacinto en tiempo record, por un delito idéntico, vale decir de agresión a un efectivo de la PNP,  no se entiende por qué en esta oportunidad la justicia no opera con la misma celeridad. 

La flagrancia del delito está por demás claro, los videos y testimonios, además que la agresión física y verbal del hombre de leyes fue en el interior de una sede policial, ante los ojos de varias personas. 

El Colegio de Abogados de Loreto más allá de la defensa de las leyes y la justicia, y de impulsar la ética en sus colegiados ha emitido un pronunciamiento sesgado con el único afán de blindar al mal colega, un mal entendido de lo que es el espíritu de cuerpo. “Parece que otorongo no come otorongo, también entre los abogados”, manifestó mortificado un efectivo policial. 

De buena fuente se sabe que hay un profundo malestar e indignación en la familia policial y en el alto mando de la PNP por la forma como se está llevando este caso en los fueros de la fiscalía y poder judicial.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *