El susto de sus vida

Cinco pasajeros que iban a bordo de un auto Stetion Wagon, de color blanco, de placa de rodaje L1A-618,  que pertenece a la empresa TRANS EXPRESS SRL., pasaron un gran susto cuando, a eso de las 6:00 de la mañana se dirigían por la avenida José Abelardo Quiñones, al romperse el trapecio del auto que motivó que el conductor pierda el control del volante llevó a que monte la vereda a la altura del local de la Comunidad Campesina de San Juan de Miraflores.

Según el chofer identificado como Wilfredo Jaramillo de 57 años, el auto hace días habría pasado su revisión técnica por lo cual no se explica cómo se pudo haber roto esta pieza del auto.

Todos los pasajeros eran docentes que a esa hora de la mañana iban hasta el kilómetro 40 de la carretera Iquitos Nauta, quienes se mostraron muy nerviosos y hasta con lágrimas en los ojos por el tremendo susto que se llevaron. “Todos estábamos durmiendo y nos asustamos por el brusco movimiento del automóvil, pensamos lo peor, pero gracias a Dios no pasó nada grave”, dijo una de las profesoras.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *