Se agrava conflicto en el Lote 192

El conflicto generado por los desacuerdos entre el gobierno y las federaciones indígenas, en relación a la “Consulta Previa” en el Lote 192, entró en una etapa de entrampamiento indefinido. La consecuencia más grave de este hecho es que continúa la suspensión de las actividades petroleras en la zona. Las instalaciones petroleras fueron abandonadas por los trabajadores a raíz de que los pobladores indígenas tomaron el aeródromo y otros locales. Mientras tanto ya una comisión del Ejecutivo, integrada por dos Vice Ministros y otros funcionarios de la PCM, estuvieron en la zona sin lograr absolutamente nada, pese a que ingresaron a Andoas acompañados de los Presidentes de las cuatro federaciones en conflicto con el Estado.

 

El entrampamiento está fundamentalmente centrado en la Consulta Previa, la misma que los indígenas exigen que el gobierno se comprometa formalmente a desarrollar antes de iniciar cualquier proceso de concesión o renovación de contrato de explotación/exploración del lote.

 

Llama la atención las evidentes muestras de que los pobladores han puesto en cuestión la capacidad de sus dirigentes para negociar con el Gobierno, de ahí su exigencia de que las conversaciones se lleven a cabo en las comunidades, con los comuneros, y no en Iquitos o Lima ni con “representantes”.

 

Los Presidentes de las federaciones se encuentran entre la presión de sus representados y la resistencia del gobierno para comprometer formalmente un proceso de “Consulta Previa” sobre lo que se viene en torno al Lote 192.

 

Y no es que los dirigentes hayan traicionado la confianza de sus representados, sino que la lentitud, resistencia y, a veces, la negación del gobierno para atender los compromisos pactados en sendas Actas que acabaron con medidas de fuerza anteriores, no permiten materializar los avances en la atención a los derechos y reivindicaciones para los pueblos afectados por la actividad petrolera, llámese remediación, medidas en salud y educación, compensaciones, etc. Esto ha llevado a un clima de desconfianza grave de parte de los pueblos indígenas respecto del gobierno. Ahora exigen negociación directa: pobladores-autoridades.

 

Estando así las cosas la solución del conflicto se presenta complicada. Al cierre de esta nota no hay propuesta de solución ni desde el gobierno ni desde las federaciones. La exigencia de los pobladores es “compromiso formal del gobierno de hacer una nueva Consulta Previa para el nuevo contrato o licitación del Lote 192”. El gobierno insiste en que esto es improcedente porque aún no se ha iniciado ningún proceso, ni de contrato ni de licitación.

(Infografía: La República)

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *