Iglesia de Iquitos

Semana Santa se vivió en capillas de periferia de Iquitos

La Semana Santa se vivió profunda y fervorosamente en las capillas ubicadas en la periferia de la ciudad de Iquitos, en que viven cristianos que creen en la construcción del reino de Dios y lo viven desde sus propias realidades.

En la zona baja de Belén, aquella en donde se encuentra el mercado, la zona inundable, y que en muchas ocasiones es olvidada por el Estado, se encuentra las capilla Señor de los Milagros y Divino Niño y Santa Rosa, lugares en donde la parroquia Nuestra Señora de Fátima celebró el Domingo de Ramos, cuya procesión de ramos tuvo un punto de inicio en la capilla de la calle Venecia. Asimismo la celebración de la Cena del Señor y un vía crucis por esas zonas.

En Punchana, en la capilla de Masusa se celebraron los vía crucis y la vigilia de Pascua con toda la comunidad. De la misma manera, al otro lado del río Itaya y con una comunidad que vive su fe, la capilla de la Isla Iquitos vivió los misterios de la Pasión con la adoración a la Cruz y la alegría de la esperanza en la liturgia de la Palabra de Pascua.

En la zona sur, las capillas de Santo Tomás, de la carretera a Santa Clara y de la carretera Iquitos-Nauta participaron de las distintas actividades que las parroquias de sus jurisdicciones programaron para la semana grande, las cuales fueron vividas junto con los animadores cristianos y distintos agentes de pastoral.

La idea de una Iglesia en Salida, planteada desde el papa Francisco, nos invita a salir a las periferias y acompañar a las comunidades cristianas y pueblo en general en las alegrías y tristezas que pueden atravesar, siempre enfocado en un trato justo y equitativo para todos.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *